Alma adolorida




Quién no ha sentido el alma adolorida por las penas del amor?, quién no ha llegado a pensar que la vida es injusta y que no vale la pena seguir luchando?. Yo creo que todos alguna vez en la vida nos hemos sentido así, desamparados y perdidos en este mundo tan grande e indiferente ante nuestro dolor.




Las penas de amor son tan variadas, no me refiero solamente a las relaciones de pareja, sino a algo más profundo y complejo que eso, las relaciones que tenemos con nuestros padres, nuestros hijos, hermanos, amigos y familiares en general. Todos tenemos la inherente necesidad de amar y ser amados por alguien, es algo que nos mueve que nos energiza que nos da vida que nos transforma en seres fuertes capaces de enfrentar las dificultades en la vida.





Cuando eres tan solo un niño y jugando te lastimas una rodilla tu madre te acoge en su regazo, te consuela y cura tus heridas, y con un beso sientes que todo dolor desaparece es como una especie de magia y esa magia se llama amor maternal, sin embargo no todos tienen la suerte de ser sanados por esa magia, a veces las madres no quieren a sus hijos, porque sienten que esos hijos les han quitado la libertad o han venido a esclavizarlas de por vida cortándole las alas de la juventud.


Los hermanos, ¿qué me dicen respecto a ese tema?, quien haya tenido la suerte de tener un hermano quizá se queje de no haber tenido la exclusividad en su casa, pero personalmente creo que es una bendición contar con un hermano o hermana que esté contigo por las noches, que jueguen juntos cada día sin necesidad de pedir permiso, que juntos escondan el jarrón que quebraron para que mamá no se enoje, esa complicidad de hermanos debe ser algo maravilloso e irremplazable.




¿Y papá? Toda la vida escuché que los papás son accidentales, eso me parece muy injusto, ya que hay padres muy buenos que dan todo por sus hijos, que aman a las madres de sus hijos y construyen un proyecto de vida en común basado en el amor y el respeto.




Podría gastar muchas líneas nombrando a los seres importantes en nuestras vidas, pero ese no es mi objetivo, el punto es que a veces contamos con esos amores y otras veces no, y ahí está precisamente el problema, si carecemos de esos amores nuestra alma comienza a erosionarse, lastimarse sin remedio, ya que esas heridas jamás sanan, siempre permanecerán en el corazón y mente de las personas que lo sufrieron. Yo me he dado cuenta de ello al conversar con adolescentes, niños, amigas y amigos ya adultos, todos quienes tuvieron esas carencias tarde o temprano se convierten en personas con problemas y muchas veces conflictivas en sus relaciones interpersonales. ¿Y quienes podrán ser capaces de darse cuenta y ayudar a estas personas?. Yo conozco a un niño que dice no amar a su madre, cada vez que escucho eso, se me parte el corazón, no logro comprender cómo y porqué un niño sería capaz de confesar algo así. Tú ves a las personas día a día y sin embargo no sabes ni conoces mucho acerca de sus vidas personales, tú siempre ves lo bueno en todo, y crees que sólo tú tienes problemas, y todos los demás viven felices.


¿Qué podemos hacer? Cuál es mi papel en la sociedad respecto a este tema que aqueja a tantas personas? Yo logro darme cuenta, sin embargo yo misma he sufrido la carencia total de esos amores mágicos, y a veces mi mente se nubla y no soy capaz ni de lidiar conmigo misma. Es fuerte, pero es real y creo que cuando comienzas a darte cuenta de que tienes un problema afectivo y conoces la causa de ello, ya puedes comenzar a ayudarte, sanar tu corazón y tu alma y quizá también ayudar a los demás, yo tengo la suerte de tener hijos y amigas que me comprenden y una Alma Pura que me acompaña desde la distancia . Quiero apresurarme es urgente poder sanar esta alma adolorida para poder hacerme cargo de quienes necesitan la magia de mi amor.


Ruego al cielo que cada persona que lea estas líneas y que tenga un alma pura, sane su alma y logre conseguir la magia del amor que te hace más fuerte y sobre todo más feliz.


4 comentarios:

  1. Creo que no hay nadie que pueda decir que no ha sufrido por una pena grande, es normal pasar por estas situaciones y difícil lograr mantenerse a flote. Es importante que todos descubramos nuestro rol en la obra de la vida. Ser madre es uno de los roles mas importantes que hay ;)

    ResponderEliminar
  2. El buen combatiente es aquel que sigue en batalla para vencer al adversario. Cada día nos encontramos con la adversidad de no sentir ese amor que esperamos en el desayuno, al almorzar...o simplemente en el té diario de la tarde....ese abrazo o simplemente cuando se posan las gemas de los dedos de algún ser querido o no en tus hombros...gesto que te hace sentir ese calor divino que te acompaña y se expresa mediante el ser que te toca o entrega un pequeño gesto. Ese gesto es escuchar la llamada: "papá!!" o "mamá!!" desde los labios de nuestr@s hij@s...ese gesto, en donde alguien te cede el asiento o la ubicación más cómoda del bus...no necesitamos cerrarnos tanto, pues eso sólo permite que nos fijemos en nuestros malestares y no en los remedios que nos rodean para sanarnos...como cuando nos vamos a casa...para llegar al destino, debemos subir y bajar de la locomoción...y las subidas y bajadas no nos cansan cuando usamos nuestro pensamiento para pensar en nuestra llegada...al destino anhelado...

    ResponderEliminar
  3. yo no e si sere un alma pura a juicio de muchos pero he tratado en la vida de ser buena persona dentro de lo que se puede a pesar de todo lo dificil que me a tocado en la vida he sabido compartir una sonrisa y una palabra acogedora con quien no siempre se lo a merecido he sido una buena amiga honesta y leal aunque mas de alguna vez a quien tambien crei mi amiga me ha traiciondo ,a pesar de eso sigo confiando en las personas quizas no como antes porque la realidad igual me a enseñado pero algo queda por ahi ... espero toparme en la vida con mas gente positiva, por que en la vida ahi que hecharle siempre para adelante no vivir de las heridas pasadas...eli

    ResponderEliminar

¡Nos encantaria saber tu opinión!